Segunda sesión: desvelando a la tapada limeña

DSCN7471Para la segunda sesión del seminario hemos tenido la suerte de ver materiales reservados del Museo de América. Queremos agradecer especialmente a la ponente, Carmen Rodríguez de Tembleque, que organizó la sesión en el Museo para que pudiéramos acceder a las láminas de tapadas limeñas que se conservan en él y que no se encuentran en la exhibición permanente.

Además de posibilitarnos el acceso a estos materiales, Carmen Rodríguez realizó un interesante panorama por la historia de la tapada limeña, ese personaje que cautivó a viajeros y visitantes a lo largo de los siglos. Primero nos explicó las partes en las que consistía el atuendo de la tapada, comenzando por la saya, que podía ser encanutada, desplegada, encarrujada y de tiritas. Sobre la saya la tapada se enganchaba el manto, que subía por la espalda hasta la cabeza, después se ponían la camisa y por último un mantón o chal para las épocas de más frío. Además de estas ropas, la profesora Rodríguez insistió en la importancia de los zapatos, que solían ser de raso y jugaban un papel crucial en la apariencia de la tapada.

DSCN7477Después, Rodríguez de Tembleque nos explicó los posibles orígenes de la tapada, que existía ya en 1560, aunque probablemente antes, con el virrey Antonio de Mendoza, ya se podía ver por las calles a mujeres con este atuendo. En 1561 encontramos las primeras leyes que prohibían a la mujer cubrirse el rostro; leyes que no consiguieron evitarlo a lo largo de tres siglos. No fue hasta el XIX cuando la moda de la tapada se fue sustituyendo poco a poco por la moda francesa.

Con abundantes imágenes, incluyendo fotografías del siglo XIX, y estupendas referencias a libros de viajeros como Juan Mauricio Rugendas o Max Radiguet, así como a textos de Ricardo Palma o Flora Tristán, Carmen Rodríguez nos ofreció un estupendo recorrido por la historia de esta figura femenina. La ocultación, la provocación y el jugar al equívoco son algunos de los objetivos que perseguía la tapada limeña, una mujer que gozó de más libertad que muchas otras mujeres gracias al anonimato que le permitía taparse a voluntad en espacios públicos.

DSCN7468La tapada se dejaba ver por las plazas, las alamedas, los lugares de moda, como los baños de Chorrillos, la iglesia, el mercado, los comercios y las fiestas. En su viaje al Perú, Flora Tristán se sorprendió de la libertad de la mujer limeña frente a, por ejemplo, la francesa. Esta libertad no solo se percibía en su atuendo, sino también por su actitud, que era totalmente diferente: el traje de tapada le daba libertad a la mujer, quien además, según el color de su saya, podía también expresar opiniones políticas.

22 de enero: Desvelar a la tapada. En torno a un personaje cautivador, por Carmen Rodríguez de Tembleque

AVISO IMPORTANTE: La sesión del jueves que viene día 22 de enero se llevará a cabo en el Museo de América de Madrid (Avenida de los Reyes Católicos, 6, 28040 Madrid) y dará comienzo a las 16h. Es imprescindible que los asistentes nos envíen por correo su nombre, apellidos y DNI. Como no se trata de una visita normal al museo, sino que entraremos a una sala reservada y se nos enseñarán materiales especiales, el museo requiere que enviemos esta información previamente, por lo que pueden enviárnosla hasta el martes día 20 de enero. Pueden enviarla al correo escriturasvirreinales@gmail.com
MAMF1999_01_22_SEQ_001_P

MAM 1999/01/34 Tapada con saya encanutada

A lo largo de la historia la mujer ha cubierto su cabeza como símbolo de recato, principalmente según costumbres religiosas. Algunas féminas llevaron esa tradición más allá y decidieron ocultar también parte de su rostro, actitud que en ciertos casos les permitió alcanzar una libertad insospechada. El caso más representativo de este fenómeno es el de la tapada limeña que supo mantener su indumentaria de manto y saya a pesar de los numerosos textos legislativos y religiosos que reiteradamente prohibían el uso de cualquier prenda que desfigurara la visión total del rostro femenino.

MAMF1999_01_34_SEQ_001_P

MAM 1999/01/22 Tapada en el paseo

Las tapadas pasaron a formar parte del imaginario de escritores, locales y viajeros, que veían en este personaje a la protagonista perfecta de sus lances amorosos o de sus románticas visiones del mundo por descubrir, y de aquellos artistas plásticos que reflejaron en sus obras el porte y la actitud de estas mujeres que tanto en América como en España lucieron su indumentaria en los paseos, iglesias y actos sociales sin miedo a la crítica o al rechazo. Recibieron distintas denominaciones: tapada, cobijada, de manto y saya, pero la esencia de su actitud fue la misma en todas ellas.

La profesora Carmen Rodríguez nos ha pasado este artículo cuya lectura puede resultar de interés para los asistentes al seminario:

– Rodríguez de Tembleque, Carmen, «Un traje para la insinuación, la provocación y el recato«, en las actas del Congreso Internacional Imagen Apariencia, nov. 19-21, 2008. Murcia: Universidad, 2009.

***

fiesta_mercedes_oroñez_sep_2006_(28)_reortadaCarmen Rodríguez de Tembleque es Historiadora del Arte por la Universidad Complutense de Madrid y está formada en cultura americana, historia del ejército, museología y museografía. Investigadora y Documentalista en los departamentos de Arte Colonial y Documentación en el Museo de América de Madrid; ha sido investigadora en el departamento de Armas del Museo del Ejército de Toledo. Dirigió el proyecto Tesoros virreinales ¡a salvo de huracanes y piratas!, del Ministerio de Cultura, con la publicación de una guía-itinerario virreinal por Madrid, Extremadura y Andalucía occidental. Entre sus publicaciones destacan “Pinturas chinas de exportación y dibujos de tipos limeños”; “Costumbrismo en el Museo de América: Tipos populares limeños”; “La laca mexicana. Influencias orientales y europeas”; entre otros. Directora del proyecto Estudio de la colección Bauzá del Museo de América: dibujos de la Expedición Malaspina, con la obtención de la V Ayuda García Viñolas de la Fundación Mapfre, y secretaria general de la Asociación de Amigos del Museo de América. Ha sido comisaria de las exposiciones Figuras transparentes. Tipos y estereotipos del Perú decimonónico y La Florida: 1513-1763, 1784-1821 Discover, Explore, Commemorate.