25 de mayo: El triunfo del arco: el México antiguo en el Barroco de Indias de Carlos de Sigüenza y Góngora, por Rolena Adorno

La sesión tendrá lugar a las 16.00h en el Aula Histórica “Américo Castro” de la Facultad de Filología (edificio A) de la Universidad Complutense de Madrid.

El lunes que viene tendremos el honor de clausurar esta II Edición del seminario Escrituras Virreinales con la presencia de la profesora Rolena Adorno, quien hablará de Carlos de Sigüenza y Góngora. En la Nueva España virreinal no había ninguna fiesta pública más pomposa ni extravagante que la instalación de un nuevo virrey. En imitación de ritos consagrados en la antigüedad romana y conservados en la Europa renacentista y barroca, arcos triunfales fueron construidos para el pasaje del nuevo gobernante, y los autores más célebres del virreinato fueron comisionados para diseñar y conmemorarlos por escrito. Tanto Sor Juana Inés de la Cruz como Carlos de Sigüenza y Góngora (1645-1700) recibieron en 1680 encargos para festejar la llegada del virrey don Tomás Manrique de la Cerda, marqués de la Laguna. Sor Juana optó por el tema mitológico de Neptuno; Sigüenza y Góngora, a quien José Lezama Lima ha llamado el “señor barroco arquetípico”, eligió una aproximación asombrosamente atrevida: propuso como modelos de conducta cívica para el virrey a “los mexicanos emperadores que en la realidad subsistieron en este emporio celebérrimo de América”, es decir, a los monarcas aztecas desde Acamapich hasta Cuauhtémoc.

Fuera o no convincente para el virrey este “espejo de príncipes” de Sigüenza (impreso en su Teatro de virtudes políticas ecfrástico), no lo podemos decir. Pero sí sabemos que los estudios de Sigüenza de las antigüedades mexicanas, nutridos por sus indagaciones en la cronología mexicana a través de los códices, hizo posible la concepción de su arco e inspiró a estudiosos mexicanistas posteriores, quienes desde Gemeli Carreri hasta Boturini, Clavigero e incluso Humboldt, reconocieron en Sigüenza a una gran autoridad en la materia.

Esta conferencia será ilustrada con ejemplos de la iconografía azteca, tomados directamente de los códices mexicanos y empleados por Sigüenza en el decorado de su arco, en un festejo barroco que empleó, a su vez, las teorías estéticas antiguas y renacentistas y que sirvió los propósitos de su patriotismo criollo.

La profesora Adorno nos recomienda la lectura de la dedicatoria al virrey y los tres preludios del Teatro de Sigüenza y Góngora, cuya edición facísimil encontrarán a continuación:

– Sigüenza y Góngora, Carlos, Teatro de virtudes políticas que constituyen a un príncipe. México, ed. facsímil, 1680.

***

Adorno photoRolena Adorno ocupa una de las prestigiosas Catédras Sterling de Yale University (New Haven Connecticut, Estados Unidos), donde es Directora del Departamento de Español y Portugués. Sus libros incluyen Colonial Latin American Literature: A Very Short Introduction (2011), De Guancane a Macondo: estudios de literatura hispanoamericana (2008), The Polemics of Possession in Spanish American Narrative (2007),Álvar Núnez Cabeza de Vaca: His Account, His Life, and the Expedition de Pánfilo de Narváez (1999), Cronista y Príncipe: la obra de don Felipe Guaman Poma de Ayala (1989) y Guaman Poma: Writing and Resistance in Colonial Peru (1986, 2000). Sus obras han sido premiadas por la Modern Language Association, la American Historical Association, la Western Historical Association y el New England Council of Latin American Studies. En 2003 fue electa miembro de la American Academy of Arts and Sciences; desde 2007 es Profesora Honoraria de la Pontificia Universidad Católica del Perú, y en 2009 el Presidente Barack Obama la nombró miembro del Consejo Nacional de Humanidades, el cuerpo de consejo de la Fundación Nacional para las Humanidades. Desde 1996 es Socia Honoraria de la Hispanic Society of America. Recibe en 2015 el prestigioso galardón de “Lifetime Scholarly Achievement” de la Modern Language Association of America.

Anuncios

Las cartas de la virreina desde Nueva España

16 Parecos y Australes

La profesora de Literatura Latinoamericana Beatriz Colombí, miembro del equipo de investigación y conferenciante en esta II edición del Seminario de Estudios Virreinales, en su charla del 18 de febrero sobre literatura epistolar, nos adelantará la inminente publicación en Iberoamericana de las cartas autógrafas de la condesa de Paredes y marquesa de la Laguna, María Luisa Manrique de Lara y Gonzaga, virreina de Nueva España y protectora y mecenas de Sor Juana Inés de la Cruz.

La edición de dichas cartas que Beatriz ha preparado junto a la directora de la Biblioteca Latinoamericana de Tulane University, la Dra. Hortensia Calvo, incluye su reproducción en facsímil, la versión paleográfica y modernizada de las mismas, su descripción física y su contextualización archivística, un importante y revelador estudio por parte de ambas especialistas, datos biográficos e históricos, así como otros elementos que colaboran a dibujar mejor la época, los avatares y las circunstancias que rodearon su redacción.

Halladas en los fondos de la Latin American Library de la Universidad de Tulane, la correspondencia inédita de Lysi, Lisis, Lísida o Filis, los nombres bajo los cuales la esconderá Sor Juana en su poesía, permite acceder a la personalidad de la virreina, a sus intereses, su visión de México, su estancia en Nueva España, sus afectos, así como al papel jugado por la mujer en el entramado colonial y en el conjunto del siglo XVII hispánico.

El juego de reenvíos no concluye aquí, por ser una de las remitentes María Guadalupe de Lencastre, duquesa de Aveiro y prima de Lysi, a quien sor Juana dedicara también un romance epistolar. En la carta que María Luisa Manrique le dirige, la más rica y extensa, ésta le habla de la monja jerónima, le explica sus orígenes humildes –criada “en un pueblo de cuatro malas casillas de indios”- y alaba su disposición e ingenio.

Pero además el texto, que combina la nota privada, incluso de carácter íntimo, con lo público, nos presenta a una virreina bastante informada del entorno, curiosa e interesada por las condiciones geopolíticas que se estaban viviendo, no sólo en Nueva España.Sello de Agua (1)

Recordemos que es de mano de la Condesa de Paredes y gracias a su mecenazgo que Sor Juana conseguiría publicar su obra en España. De modo paralelo, las editoras subrayan en su introducción cómo “fascinada por los destellos y las virtudes de la virreina, y movida por las exigencias formulaicas del sistema de patronazgo, sor Juana poetizó los más diversos momentos de la residencia de María Luisa en tierra mexicana. El ingreso festivo a la ciudad, los agasajos oficiales, el embarazo, el nacimiento de su hijo José, los paseos por las huertas (…), sus encuentros en el convento de San Jerónimo, los cumpleaños y festejos en Palacio, los efectos de su imbatible belleza, el dolor de su partida, entre muchas otras escenas, circunstancias y pormenores que rodearon a su vida americana” (10).

Es decir, para un retrato más completo de la mujer y de su papel histórico –ya no sólo el simbólico o doméstico que siempre se atribuye a las virreinas americanas-, estas cartas inéditas constituyen un magnífico descubrimiento que coloca el género epistolar en el corazón de cualquier análisis interesado en la reconstrucción de las redes transatlánticas y de los circuitos del poder colonial.

Aquestas son de México las señas… – María José Rodilla

https://iberoamericanablog.files.wordpress.com/2014/10/521804.jpg?w=660Desde la Conquista a nuestros días son numerosas las referencias a la Ciudad de México, además de monografías dedicadas a ciertos aspectos de la misma. Los conquistadores nos legaron imágenes rayanas en lo maravilloso: la ciudad que vio Bernal Díaz del Castillo, cuyos edificios en el agua le parecen encantamientos del Amadís, la de la segunda Carta de relación de Cortés, fascinado ante las lagunas, el tráfico de canoas, el mercado y las plazas; la de Cervantes de Salazar, primer cronista de la ciudad, y las que Artemio de Valle-Arizpe y Salvador Novo recopilaron en sus respectivas obras antológicas. Cronistas de Indias como Durán, Benavente, Sahagún, Torquemada y otros nos legaron un importante arsenal sobre su arquitectura, sus leyes, ritos, solemnidades y demás cuestiones de la urbe azteca antes de su destrucción. La ciudad que se reconstruyó sobre las ruinas indígenas y que llegó a ser la “ciudad de los palacios”, y la utilización sacra, lúdica o luctuosa que se hace del espacio urbano en sus fiestas, exequias, inundaciones, asepsia, alumbrado forman parte de este trabajo, para el que se han consultado actas de Cabildo, relaciones de fiestas, diarios, cedularios y pragmáticas, así como testimonios de viajeros y poetas que alabaron o vituperaron a la ciudad y que construyeron con sus metáforas una urbe alegórica. Este libro es una mezcla de discursos que permiten sentir la ciudad como ente vivo, hecho de varias piezas que se completan unas a otras para recomponer un mosaico ideal de lo que fue México-Tenochtitlan, la capital de la Nueva España.

Se trata de una novedad recién publicada por la editorial Iberoamericana/Vervuert:

Rodilla, María José
“Aquestas son de México las señas”. La capital de la Nueva España según los cronistas, poetas y viajeros (siglos XVI al XVIII).
Madrid / Frankfurt, 2014, Iberoamericana / Vervuert, 408 p.; tapa dura,
Parecos y Australes. Ensayos de la Cultura de la Colonia ; 12

MÁS INFORMACIÓN AQUÍ

Seminario Internacional Nueva España, puerta americana al Pacífico asiático (siglos XVI-XVIII)

Entre los días 17-19 de septiembre se va a celebrar el Seminario Internacional “Nueva España puerta americana al Pacífico asiático (siglos XVI-XVIII)”, organizado por la Escuela de Estudios Hispano-Americanios (CSIC) y coordinado por la Dra. Carmen Yuste.

Durante las distintas sesiones se expodrán y debatirán por parte de destacados especialistas europeos y latinoamericanos, temas tales como: La expansión ibérica; El Pacífico Novohispano; La Guerra de Sucesión y el Tratado de Utrecht vistos desde Nueva España, etc.

Este seminario se lleva a cabo en las dependencias de la EEHA, calle Alfoso XII, 16 en la ciudad de Sevilla.

Más información aqui

No solo con las armas / Non solum armis

Pérez, Manuel; Parodi, Claudia; Rodríguez, Jimena (eds.)
No solo con las armas/Non solum armis. Cultura y poder en la Nueva España.
Madrid / Frankfurt: Iberoamericana / Vervuert, 2014.

521775Diego Saavedra Fajardo, en su Idea de un príncipe político cristiano (1640), resumía las preocupaciones de una época signada por el sostenimiento de un proyecto de expansión política, económica y militar sin precedentes. Es por ello que hemos tomado, del mote de uno de sus emblemas, la expresión: Non solum armis (Empresa 4) —que a su vez proviene de las Institutiones de Justiniano: “Imperatoriam maiestatem non solum armis decoratam”— para proponer una mirada sobre los diversos rostros que podía tomar el ejercicio del poder en el mundo novohispano.

El libro se divide en dos secciones –“De potestatis saecularis” y “De potestatis religionis”–, que apuntan a las dos dimensiones que tomó el ejercicio del poder colonial: el civil y el religioso; toda vez que, desde una perspectiva jurídica y teológica, la justificación de la conquista militar por parte de la monarquía hispánica fue, justamente, la propagación del Evangelio, como quedó asentado no solo en las bulas alejandrinas sino, sobre todo, en los “justos títulos” que legitimaban el dominio español sobre el Nuevo Mundo. Por ello es que la cristianización fue un asunto político y religioso de la mayor importancia,q ue no solo pasaba por la enseñanza de la doctrina cristiana, sino también por la articulación de una política dedicada a la eliminación de los vestigios de las religiones prehispánicas; del mismo modo en que el poder civil quedaba subordinado al cumplimiento de deberes religiosos y obligaciones políticas de la Corona para con la Iglesia.

En el Grupo de Investigación “Cultura en la Nueva España: Crónica, Retórica y Semántica”, coordinado por Claudia Parodi, Jimena Rodríguez y Manuel Pérez (e iniciado con el apoyo de una Collaborative Grant de UCMEXUS: CN-10-401), nos hemos propuesto discutir sistemáticamente diversos temas novohispanos en sendos foros propuestos al efecto. En este sentido, este libro continúa la reflexión iniciada en Centro y periferia: cultura, lengua y literatura virreinales en América (Iberoamericana/Vervuert, 2011) y La resignificación del Nuevo Mundo. Crónica, retórica y semántica en la América virreinal (Iberoamericana/Vervuert, 2013).

Manuel Pérez es profesor-investigador en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

Claudia Parodi es profesora e investigadora en el Departamento de Español y Portugués de University of California Los Angeles.

Jimena Rodríguez pertenece al Centro de Estudios Coloniales de University of California Los Angeles y es profesora en el Departamento de Español y Portugués.

MÁS INFORMACIÓN AQUÍ