Última sesión: la pastoral nocturna del “Primero Sueño”

En la clausura del Seminario de “Escrituras Virreinales”, el catedrático de la Universidad de Yale, Roberto González Echevarría nos adelantó lo que será un capítulo de su libro en preparación; capítulo que, centrado en el “Primero Sueño” de Sor Juana Inés de la Cruz, estudiará el proceso de culminación de la lírica novohispana cifrado en ese título.

2014-05-28 16.59.34

Por la celda de Sor Juana, expresión máxima de lo que se ha designado como Sabio criollo, pasaba todo el acervo cultural del ámbito novohispano y su biblioteca se nutría de los títulos preclaros de la producción europea. Sin embargo, la situación vital de la monja, en el centro pleno del Nuevo Mundo, da a su escritura una perspectiva distinta y única. La separación real de Sor Juana y el pasado indígena de su tierra natal tintará con un tono distinto su producción barroca.

Para González Echevarría el conocimiento de las pirámides mexicanas y la convicción de un adelantado conocimiento astrológico por parte azteca, sensibilizaría a Sor Juana acerca de la prevalencia relativa de la concepción hispana. El lugar donde entra en escena esa sensibilidad nueva, así como la crisis que las Indias implican para el legado cosmológico anterior, lo conforma por antonomasia esa “Sueño” de 975 versos cuya cadena de metáforas físicas y mentales Roberto González Echevarría aconseja analizar con ayuda del conceit, el instrumento retórico vinculado al conceptismo, puesto en marcha por los poetas metafísicos ingleses y cuyas virtudes, apenas exploradas para la tradición española, permiten calibrar esa ficción transparente, esa actuación o performance que el poema despliega.

La voz poética femenina sólo se asoma a través de ese viaje onírico del poema en el último verso, en la sorprendente expresión “Yo despierta” que lo cierra: hasta ese instante no hay una identidad perceptible entre el individuo que sueña y la voz poética que enuncia la derrota de su empresa.

En “Primero Sueño”, que González Echevarría califica de “pastoral nocturna” -en cuanto emplea la silva típica de la égloga, pero la sitúa en el marco temporal de la noche-, Sor Juana se distancia del paisaje externo en que el género bucólico solía disponerse y nos viene a ofrecer un territorio interior en sombras, en cuya recreación sigue empleándose el saber cósmico y anatómico de la época para, a la vez, ponerlo en crisis.

387-2943-1-PB

Siguiendo la dinámica del Barroco, que invalida sistemas de conocimiento y rebasa estructuras superadas mientras las usa, Sor Juana utilizará discursos que se saben perimidos. La excelencia de su escritura reside en este extremo de llevarlos al límite de su eficacia y en no renunciar a ellos porque, si bien se demuestra así su insuficiencia cognitiva, con esta no se cancela, sin embargo, su capacidad de producir belleza.

De hecho, la mecánica ptolemaica y escolástica, ya desde hace tiempo, se experimentaba obsoleta para dar cuenta de la nuevos astros, fenómenos, eclipses y órbitas, frente a las leyes copernicanas con que el universo parecía regirse. Los avances en cartografía, medicina, anatomía revelaban la bancarrota de la propuesta ideológica previa: constancia de esa invalidez encontramos en los grandes intelectuales de la época, desde Juan del Valle y Caviedes hasta Calderón y Góngora. Sor Juana, como ocurre con estos últimos, no acaba de romper con los periclitados códigos del saber antiguo en tanto fuente de formas y de fábulas. Jean Seznec en un libro imprescindible, La survivance des dieux antiques. Essai sur le rôle de la tradition mythologique dans l’humanisme et dans l’art de la Renaissance (London: The Warburg Institute 1940), indagaba en esta paradójica presencia de los dioses grecolatinos en tanto alegorías, sin validez teológica ni explicativa en el Siglo de oro, pero con un potencial estético irrenunciable: constituían brillantes catálogos de efectos que seguían nombrando una realidad ya inexistente.

Entre los binomios causales que entran en colapso en el barroco –“danza de dioses cascados”, lo llama González Echevarría-, resulta de enorme relevancia el que establece una perfecta y biunívoca correspondencia entre significado y significante, cuya falla el poema explora, combinando la escasez de la maquinaria conceptual utilizada con el infinito cósmico que es su asunto. Así, el “Primero Sueño” redunda en una confirmación del fracaso del pensamiento previo como código autónomo: confirmación que el poema subraya con los materiales mismos por él defenestrados en un ejercicio doble de decepción y belleza.

Cuarenta conceptos del Barroco Hispano

En relación con el Barroco y su estudio, al que las últimas conferencias del seminario nos han ido guiando, resulta indispensable destacar la utilidad y relevancia del Lexikon of the Hispanic Baroque que, publicado por University of Texas Press en el otoño de 2013 y coordinado por Evonne LevyKeneth Mills, ambos de la Universidad de Toronto, no ha recibido apenas entre nosotros  la atención que sin duda merece.

Levy_4651_Comp-C

Pensado como una enciclopedia de los conceptos más importantes para la exégesis barroca, la labor de coordinación que supuso este planteamiento derivó en una obra encomiable. Los editores no sólo consensuaron las entradas del Lexicón con sus colaboradores, sino que las ajustaron a una disposición especular, duplicando el mismo término para su tratamiento en la península y su adopción americana, con lo que consiguieron que los especialistas se contestaran y dialogaran dentro de las voces a definir asignadas.

Vale la pena revisar la estructura y el índice de este Lexikon of Hispanic Baroque para constatar lo ingenioso de aquella y la eficacia y coherencia del segundo.

En cuanto que se trataba de inventariar las “teconologías del intercambio transatlántico”, el libro ofrece el análisis de las mismas voces a un lado y otro del imperio hispánico, observando cómo se forjan unas y cómo se alteran otras en su deriva indiana. Intentando enfocarla en un sentido laxo de lo “barroco”, los editores se propusieron la radiografía de “different perspectives across a dynamic spectrum of people and of both sides of the Atlantic ocean”, si bien ese ramillete de mecánicas y retóricas transatlánticas parecen distribuirse finalmente en cuatro tipos básicos: “technologies of religion, of order, of communication and culture, and of knowledge”.

La observación de la altísima frecuencia con que esas categorías se entrecruzan y se solapan, borrando nítidos límites, constituye el principal y más interesante objetivo del libro. Desde los animales llevados a América hasta los nuevos instrumentos de navegación, desde la Inquisición hasta la cartografía, desde los vestidos a los gobiernos, la panoplia de competentes entradas dobles -como decíamos una para España y de inmediato su complementaria en las Indias- son evaluadas , descritas y sopesadas por especialistas procedentes, a su vez, de una variedad de disciplinas: historia, arte, literatura, musicología, historia de la religión, politología, antropología, etc.

Revisando la bibliografía previa -los estudios fundadores de Maravall, Elliot o Gruzinski- y sobrevolando esa heterogeneidad de visiones, los editores no se sorprenden de la fuerte dimensión estética al que la reflexión barroca conduce, sobre todo en la variante virreinal. Como el propio Roberto González Echevarría ha recordado en varias ocasiones, la sensibilidad criolla, formada en esos años, es sobre todo una sensibilidad artística que se forja al hilo de un vívido debate entre realidad y apariencia. Todas las instituciones, maniobras, figuras y trabajos del barroco están atravesadas por la alegoría como operación de significado. Así, igual que en la Eucaristía, bajo la forma consagrada, el creyente descifra el cuerpo de Cristo, “the viceroy was supposed to be a living image of the King and the same fidelity was due to him”.

Pero además, mediante este trabajo de simetría entre mundos, el barroco se percibe como una de las más fecundas “transferencias culturales”, un tipo de traslación que se desplaza y opera gestionando analogías. Si el misionero en Indias “emula conscientemente apóstoles, santos y predecesores medievales”, el deseo de similitud engendra re-semejanzas por las que el Nuevo Mundo duplica el Viejo “como un espejo” que introduzca, sin embargo, variaciones en el modelo, desviándolo o reorientándolo. Así el esquema operativo del Lexicon repite ese movimiento de reiteración especular y a la vez alterada sobre los patrones recibidos.

De hecho, Inga Clendinnen -en cita de los editores- ya había caracterizado la situación colonial bajo el símbolo del “salón de los espejos” (hall of mirrors), espacio teatral donde se multiplican las formas, se continúan y repiten, pero también se transfieren y distorsionan. Al diversificar los sentidos, al reiterar apelaciones variándolas, la propuesta de este Lexicón, antes que al espejo de partida, se parece y recuerda a un verdadero caleidoscopio de figuras y perfiles alterados, de señales cambiantes que confirman la idea múltiple del Barroco recreada por él.

tonanzintla2

28 de mayo: Sor Juana y la cosmología barroca, por Roberto González Echevarría

ATENCIÓN: El miércoles que viene día 28 de mayo el seminario se celebrará en el Aula Histórica (Américo Castro), Edificio A, planta 4ª, ala impares.

En la última sesión del seminario contaremos con la presencia del profesor Roberto González Echevarría, quien va a dar una charla sobre Sor Juana Inés de la Cruz. “Primero sueño”, sin duda el poema más ambicioso de la era virreinal, se fragua en el tenso ambiente de cambios ideológicos que supone la decadencia del neo-escolasticismo como doctrina dominante en el Siglo de Oro español.  Sor Juana se debate entre un concepto finito del universo, acorde con Aristóteles y sus seguidores europeos y españoles en la Edad Media, rescatados en el siglo XVI por la Corona y la Iglesia, y otro infinito, que deriva de Copérnico, Galileo, y Bruno. Esta tensión predomina en “Primero sueño” y de ella depende la composición del poema.

El profesor Roberto González Echevarría nos recomienda, para seguir mejor su disertación, la relectura del “Primero Sueño”, sí como de su estupendo artículo sobre “Lírica colonial” que se publicó en el volumen I de la Historia de la literatura hispanoamericana, dirigida y coordinada por él y que colgamos escaneado para facilitar su acceso.

***

RobertoGonzalez.Echevarria_YaleRoberto González Echevarría es Catedrático de la Universidad de Yale y miembro desde 1999 de la American Academy of Arts and Sciences. En el año 2011, recibió del presidente Barack Obama la National Medal for the Humanities. Autor de numerosas publicaciones sobre el barroco hispánico, ha ganado varios premios, como el Katherine Singer Kovacs 1989-90 de la MLA por su libro Myth and Archive (Mito y Archivo) o el Dave Moore Award como el Best Baseball Book de 2002 por su libro The Pride of Havana. Colabora también en publicaciones como The New York Times Review of BooksThe Wall Street JournalThe Village VoiceThe Nation y USA Today.

Penúltima sesión: Mexía de Fernangil traduce a Ovidio

DSCN7446En la sesión de ayer, la profesora Tatiana Alvarado Teodorika, de la Academia Boliviana de la Lengua, expuso algunas de sus ideas sobre la traducción que Diego Mexía de Fernangil realizó de las Heroidas de Ovidio a finales del siglo XVI. Comenzando por una presentación del texto ovidiano, Alvarado comentó la gran repercusión que tuvo esta traducción de Mexía de Fernangil desde el siglo XVII hasta el mismo siglo XX, en que se ha seguido editando.

DSCN7445Integrante de la llamada “Academia Antártica”, Mexía de Fernangil era, en palabras de Alvarado, un excelente poeta, de manera que cuando traduce los textos de Ovidio en realidad está creando una obra propia. De hecho, Mexía no se identifica a sí mismo como traductor, y publica su obra bajo el título Primera parte del Parnaso Antártico, de obras amatorias : con las 21 epístolas de Ovidio. Esta Academia Antártica que hemos mencionado supuso la entronización del Renacimiento italiano en la literatura americana y gracias a las redes intelectuales que crearon pudieron construir un pensamiento letrado. En los preliminares de la Primera parte del Parnaso Antartico…, encontramos poesías de Pedro de Oña (autor del Arauco domado, de quien habló Paul Firbas en su charla), Pedro de Soto, Luis Pérez de Ángel y un poema de una “dama” a la que siglos después Ricardo Palma bautizó como “Clarinda”. Muchos de los poetas de la Academia Antártica utilizaban seudónimos, a la manera de la época, y la profesora Alvarado explicó en detalle quién era cada uno de los poetas autores de los textos preliminares.

DSCN7452

En la tercera parte de su charla, Alvarado comentó pormenorizadamente los epílogos escritos por Mexía de Fernangil en cada una de las 21 epístolas de Ovidio. En estos textos vemos alusiones a autores latinos como Plauto, Ovidio, Séneca, Ausonio, Juvenal, Boecio, Marcial, Terencio, etc. Los fragmentos que ofrece Mexía de estos autores están muy bien citados, por lo que no cabe duda de que disponía de estas obras, puesto que además era mercader de libros. La profesora Alvarado apuntó que resulta interesante pensar no solo en esa biblioteca, sino sobre todo en la repercusión que pudo tener para esa red de intelectuales disponer de esa cantidad de volúmenes.

LATIN AMERICAN STUDIES ASSOCIATION: Chicago, 2014.

Fig-4-POMA0204Los próximos días 22, 23 y 24 de este mes de mayo, Escrituras virreinales se traslada a Chicago para asistir al congreso anual del LASA (Latin American Studies Association). No restringido sólo al análisis de la literatura hispanoamericana, sino con amplios intereses en todas las disciplinas que atañen a lo producido en América, cuenta con una Colonial Section que coordina y asegura la presencia muy nutrida de esta cuestión en el encuentro.

Este año participan especialistas de renombre para tratar aspectos diversos desde cartografía hasta discurso religioso y jesuitas, desde alteridad a perspectivas de género, desde la conformación del archivo colonial a la espectacularidad de la fiesta barroca, como pueden comprobar en el programa desglosado de este apartado que tomamos de MLA Common Site. En él  podrán hacerse también con los días y horas de intervención de Barbara Mundy, Rolena Adorno, Sara Castro Klaren, Rocío Quispe Agnoli, Jordana Dym, Enrique Cortez, Joanne Rappaport, Clayton McCarl, entre otros muchos.

Si desean acceder al programa general del encuentro y a su posibilidades de búsqueda pueden encontrarlo aquí.

También se puede acceder a los papers de algunas de las ponencias ya colgadas online, pero para ello se debe ser socio del LASA y registrarse.

21 de mayo: De Ovidio a Mexía de Fernangil y el Parnaso antártico, por Tatiana Alvarado Teodorika

ATENCIÓN: El miércoles que viene día 14 de mayo el seminario se celebrará en el Aula Histórica (Américo Castro), Edificio A, planta 4ª, ala impares.

Este miércoles día 14 de mayo tendremos como invitada a la profesora Tatiana Alvarado Teodorika, de la Academia Boliviana de la Lengua, que nos hablará sobre la influencia de las traducciones de Ovidio en el autor Diego Mexía de Fernangil. Si bien van sumándose los trabajos en torno a la producción literaria charqueña, aún queda mucho terreno por explorar. Este estudio quiere aportar una reflexión en torno a las lecturas que influyen en La primera parte del Parnaso antártico de Diego Mexía de Fernangil (de 1608), traducción de Las Heroidas de Ovidio. Cada epístola viene acompañada de un epígrafe: Mexía es bastante exhaustivo y demuestra en cada uno de ellos un gran dominio no solo de la mitología clásica, sino de los clásicos en general. Cita, entre otros a Plauto, Séneca, Propercio, Ausonio, Juvenal, Horacio, y Terencio. Esta obra no solo tiene su debida importancia dentro del virreinato, sino que trasciende los límites tanto en el tiempo como en el espacio del Virreinato del Perú, ya que la de Mexía será la traducción de referencia hasta bien entrado el siglo XX.

La profesora Alvarado nos ha enviado algunos textos que podrán ser de utilidad para la charla que dará el miércoles:

– Guillermo Lohmann Villena, “Huellas renacentistas en la literatura peruana del siglo XVI“, en T. Hampe (coord.), La tradición clásica en el Perú virreinal. Lima: UNMSM, 1999, pp. 115-127.

– Juan Gil, “Diego Mexía de Fernangil, un perulero humanista en los confines del mundo“, en J. M. Nieto y R. Manchón (eds.), El humanismo español entre el viejo mundo y el nuevo. León, Jaén: Universidad de León, Universidad de Jaén, 2008, pp. 67-141.

– Pablo Luis Quisbert Condori, “Delio en el argénteo monte: nuevos datos en torno a la vida de Diego Mexía de Fernangil en la villa imperial de Potosí“, en Alpha [online]. 2011, n.33, pp. 257-272.

– Tatiana Alvarado Teodorika, “Mexía de Fernangil: lector y creador de las Heroidas ovidianas. Itinerario de un traductor“, en La Clé des Langues (Lyon: ENS LYON/DGESCO), 2009, pp. 

***

s200_tatiana.alvarado_teodorikaTatiana Alvarado Teodorika obtiene en 2008 el título de doctor «Sobresaliente cum laude» de las Universidades de Navarra y de París III tras defender una tesis sobre El teatro mitológico de Calderón de la Barca. Una edición crítica de El monstruo de los jardines, que se publica en 2013 en Iberoamericana-Vervuert. Es autora de varios artículos sobre, entre otros campos, el teatro barroco y los traductores de la Academia Antártica (siglo XVII). En lo referente a sus actividades docentes, ha enseñado en las universidades de Grenoble III y Lyon III (desde 2008 hasta 2011), como asistente de docencia e investigación, impartiendo clases a los distintos niveles en licenciatura, y como profesora invitada de la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz (Bolivia) en 2012. Es tesorera de la Sociedad boliviana de estudios clásicos y participa en la edición de la revista Classica Boliviana. Implicada en diversos proyectos de alcance cultural tanto en La Paz como en Francia y en Grecia, actualmente y desde 2012 es profesora de lengua y cultura españolas y francesas en el Liceo Franco Boliviano de La Paz y miembro de número de la Academia boliviana de la lengua desde 2013.

La digitalización del patrimonio histórico, a debate en los Digitisation Days

La Biblioteca Nacional de España celebra, los días 19 y 20 de mayo, los Digitisation Days, un evento en el que se expondrá la relevancia actual de las técnicas, las herramientas y los estudios destinados a la digitalización del patrimonio cultural.

En las bibliotecas de los países miembros de la UE se encuentran disponibles entre 59 y 95 millones de libros, a los que hay que sumar 75 millones de obras de arte expuestas en sus museos y 950 millones de fotografías, según un estudio realizado por la Comisión Europea en 2010.

Expertos de Japón, Australia, Bulgaria, Alemania, la República Checa y Argentina, entre otros países, debatirán, analizarán y presentarán los últimos avances en digitalización durante estas dos intensas jornadas que acogerán el Congreso Internacional DATeCH (Acceso Digital a la Herencia Cultural Textual), una muestra sobre la última tecnología en digitalización, a cargo de empresas líderes en el sector, y paneles de debate.

Además, se entregarán los I Premios Succeed, a los que se han presentado casi una veintena de instituciones públicas y privadas de todo el mundo. Contarán con la presencia de Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura en 2010 y presidente de la Fundación Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Hill Museum & Manuscript Library (con sede en la Universidad de Saint John’s, Collegeville, EE. UU.) y el Centro de Estudios Superiores del Renacimiento (Tours, Francia), serán los galardonados. Asimismo, se harán menciones honoríficas para la empresa española Tecnilógica y el Archivo Metropolitano de Londres.

Estos galardones reconocen la puesta en marcha de programas punteros en digitalización, valorados por un comité de expertos formado por Michael Keller, de la Universidad de Stanford; Milagros del Corral, de la UNESCO; Jill Cousins, de Europeana; Frank Frischmuth de la Biblioteca Digital Alemana; Steven Krauwer, de la Universidad de Utrecht, y Andrew Prescott, del King’s College de Londres.

Los Digitisation Days cuentan con el apoyo de la Comisión Europea y han sido organizados por el proyecto Succeed, que lidera la Universidad de Alicante, y el Centro de Competencia en Digitalización Impact, dirigido por la Fundación Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, del que forman parte treinta y seis instituciones y empresas, entre otras la BNE.

PUEDEN VER EL PROGRAMA AQUÍ